Hermafroditismo y anomalía cultural en Mi querida señorita release_jhwdooqs6fgwrktbq2w7qdwbg4

by Ana Hontanilla

Abstract

Mi querida señorita, dirigida por Jaime Armiñán y escrita en colaboración con José Luis Borau, se estrenó en Madrid en 1971. Además de ser un triunfo comercial, la película también fue un éxito de la crítica. En 1971 ganó el Premio Nacional del Sindicato del Espectáculo y al año siguiente Jaime Armiñán fue galardonado como mejor director y coguionista por el Círculo de Escritores de Cine. José Luis López Vázquez también recibió del Círculo de Escritores de Cine el premio al mejor actor. En 1973 fue nominada para el premio Oscar bajo la categoría de mejor película extranjera (Internet Movie Database). El film tiene lugar a principios de los años setenta, en una España en conflicto entre tradición y modernidad y cuenta la historia de Adela/Juan (José Luis López Vázquez), una mujer educada en la España de Franco que a los cuarenta y tres años descubre que su feminidad se basa en un error de identidad sexual y que en realidad es un hombre. La critica de cine Catalina Buezo entiende que la película pertenece a la segunda fase de la filmografía de Jaime Armiñán (1969-88), período en que el director plantea las frustraciones sentimentales de los españoles y expone el desmoronamiento de las certezas del franquismo que ocurre durante los últimos años del régimen (sin numeración). Si bien es cierto que la historia de Adela/Juan articula los conflictos emocionales de las generaciones que vivieron y crecieron bajo la dictadura de Franco, Armiñán y Borau, no obstante, van más allá en su crítica cultural con este guión cinematográfico. Es mi propósito mostrar que al escoger como tema de la película la indefinición o anomalía sexual del personaje principal Adela/Juan, llega incluso a presentar las consecuencias de la represión sexual del franquismo como una monstruosidad y un absurdo cultural que afectó tanto a mujeres como a hombres. El especialista en cine español Marvin D'Lugo indica que "el argumento de Mi querida señorita funciona como una parodia grotesca de la ideología cultural del franquismo" (70-1). Según D'Lugo, la propaganda glorificadora de la vida idílica de provincias junto con la anacrónica y reducida educación de la mujer llevó a una deformación del individuo totalmente innecesaria. i La opresiva educación que Adela había recibido durante el régimen de Franco se presenta en el film como una trampa, cuyo insufrible fardo de pesada e inútil afeminación había que trascender para conseguir que una vez hecha la transformación sexual Juan lograra acceder al espacio urbano, racional y predominantemente masculino de la modernidad. ii Al resolver la ambigüedad sexual inicial del personaje Adela/Juan a favor del modelo masculino, con Mi querida señorita Armiñán y Borau no sólo critican la afeminación domesticadora de la población que promovía la represión franquista sino que también postulan la liberalización de las costumbres y de la moral con el objeto de promover un clima que favorezca que los españoles empiecen a explorar las posibilidades de identidades alternativas que el marco cultural de la modernidad les ofrece. La película narra la historia de Adela, una mujer cuya formación es producto de la política cultural del franquismo de la posguerra. A pesar de los cambios que a principios de los años setenta se respira en la pequeña ciudad de provincias donde vive, Adela todavía reproduce comportamientos y actitudes que reafirman su feminidad según los Create PDF with GO2PDF for free, if you wish to remove this line, click here to buy Virtual PDF Printer
In text/plain format

Released as a article-journal

Known Files and URLs

application/pdf  162.5 kB
sha1:76e6e4df847f8fcd4951...
gato-docs.its.txstate.edu (web)
web.archive.org (webarchive)
Read Full Text
Type  article-journal
Stage   unknown
Work Entity
grouping other versions (eg, pre-print) and variants of this release
Cite This Release
Fatcat Bits

State is "active". Revision:
2a9fcf22-f009-4be8-b5c5-c034be3fe862
As JSON object via API